1. Instala una herramienta antivirus para evitar amenazas y analizar tu dispositivo.
  2. Utiliza una conexión a internet de confianza.
  3. Configura contraseñas seguras de 8 o más caracteres, incluyendo letras mayúsculas y minúsculas, números y caracteres especiales.
  4. Navega en páginas que te inspiren confianza y faciliten información legal (responsable, finalidad de tratamiento, ejercicio de derechos, etc.).
  5. Mantén actualizado tu sistema operativo, programas y aplicaciones.
  6. No proporciones tus datos si usas dispositivos y/o redes wifi públicas.
  7. Sospecha de mensajes extraños y evita abrir correos electrónicos de grandes empresas con las que no tienes relación. El phishing es una técnica de robo de datos mediante el engaño.
  8. Consulta comentarios y valoraciones de usuarios antes de utilizar o instalar aplicaciones en tu dispositivo.
  9. Sólo facilita tus datos bancarios si la web ecommerce dispone de certificado digital y cifra las comunicaciones. Se recomienda realizar los pagos con una tarjeta de uso exclusivo para compras online.
  10. Supervisa y protege la navegación de los menores de edad. Restringe el acceso a webs con contenido inapropiado y bloquea el uso de cámaras web.